Unos 400 hogares del distrito de Orurillo, de la provincia de Melgar, en Puno, participan en capacitaciones y asistencia técnica para el fortalecimiento de sus sistemas de producción familiar, y se preparan también para la creación y desarrollo de emprendimientos rurales como usuarios del proyecto productivo “Haku Wiñay” (Vamos a Crecer) del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES), programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS).

El proyecto, implementado mediante convenio tripartito con el Núcleo Ejecutor Central (NEC) Orurillo 2 -que agrupa a 400 familias de centros poblados, sectores y parcialidades- y la Municipalidad Distrital, comprende una inversión de 2 millones 400 mil soles que permitirán progresivamente desarrollar cuatro componentes: fortalecimiento de los sistemas de producción familiar, mejora de la vivienda saludable, promoción de negocios rurales inclusivos, y fomento de capacidades financieras.

El coordinador técnico del NEC Orurillo 2, ingeniero Juan Mamani Quispe, afirmó que Haku Wiñay fomenta tecnologías productivas como biohuertos bajo fitotoldos y a campo abierto, sistemas de riego por aspersión, módulos de producción de abonos orgánicos (compost y biol), cultivos tecnificados de cereales y tubérculos, entre otros.

Igualmente, instala cocinas mejoradas, módulos de agua segura (agua hervida) y módulos para la disposición de residuos sólidos. Por otro lado, impulsa la creación de pequeños negocios rurales mediante concursos; y fomenta además el uso responsable de los servicios bancarios y la promoción del ahorro.

En los centros poblados de Patabamba y Buenos Aires, los hogares están poniendo en marcha negocios agropecuarios, agroindustriales, de artesanía y de servicios diversos, con los fondos obtenidos mediante el Primer Concurso de Emprendimientos Rurales realizado a inicios de mes.

Los recursos asignados, en promedio 12 mil soles por cada negocio, se destinan para equipamiento e insumos, y para la contratación de asistencia técnica especializada según rubro del negocio, explicó el coordinador técnico. Adelantó que tendrá lugar en los próximos meses un segundo concurso para el cofinanciamiento de más emprendimientos, conforme a la demanda de los hogares usuarios.

Informó que este es el segundo proyecto Haku Wiñay que se ejecuta en Orurillo (el primero fue entre los años 2019 y 2021). Está orientado a promover la seguridad alimentaria y a incrementar y diversificar los ingresos monetarios de los hogares usuarios, para lo cual Foncodes brinda asistencia técnica, capacitación y dotación de activos productivos.

El jefe de Foncodes – Unidad Territorial Puno, César Vilca Velásquez, dijo que a la fecha están en ejecución en la región Puno 48 proyectos Haku Wiñay que tienen como usuarias a 9 mil 499 familias, con una inversión de 56 millones 994 mil soles.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Juliaca: «Declaratoria de emergencia no ayudará a reducir criminalidad»

Dirigentes y abogados coinciden en que una Declaratoria