Puno: empresario apeló a tertaferros para adueñarse de un inmueble solo por intereses de un préstamo.Puno: empresario apeló a tertaferros para adueñarse de un inmueble solo por intereses de un préstamo.

Un préstamo de 20 mil dólares se convirtió en una pesadilla para la familia de Jaime Juli Quiroga, quien está riesgo de perder vivienda de tres pisos, construida de material noble en 600 metros cuadrados, en la esquina de las avenidas Industrial con Arboleda.

El 18 de noviembre de 2016 recibió el dinero de Ángel Garnica Bustinza, a quien le firmó la compra – venta de la casa, en caso de pagar se aplicaba un pacto “retroventa”. De acuerdo a la transacción, la deuda debió pagarse el 17 de febrero de 2017, pero lo hizo hasta el 2 de agosto de 2018; en total pagó 26 mil dólares.

Al parecer, Garnica Bustinza no se sintió conforme, por lo que contactó al abogado, Enrique Calmet Choque, para que recupere los intereses. Sin embargo, este último ejecutó la compra a favor de Roger Crispin Ramos Serruto, el 26 de noviembre de 2022, a solo S/ 50 mil. Dicha transacción se hizo a espaldas de Juli Quiroga y también de su acreedor.

El 20 de marzo de 2023 transfiere el bien a Raquel Tito Peralta a la módica suma de S/ 80 mil soles. En julio de ese año inicia el proceso de desalojo, pero extrañamente las notificaciones no llegaban, por lo que el proceso judicial avanzó con rapidez, sin obstáculos.

Se debe aclarar que en la compra – venta, solo se considera un piso, sin embargo fueron por toda la casa.

RECUPERA SU CASA

El 14 de marzo de 2024 se hizo el lanzamiento, en complicidad con dos vigilantes, Rosa Gonzales Choque, David Huanca Chino. Sin embargo, el propietario, Juli Quiroga ni siquiera estuvo enterado. Los esposos han admitido que Calmet Choque les pagaba por esconder las notificaciones y no contar nada del juicio. Además, les habría ofrecido un lote a cambio.

El fin de semana, el dueño ingresó a su inmueble, siendo recibido por quienes lo traicionaron, los mismos que contaron la conspiración con lujo de detalles.

Jaime Juli debe cuidarse. En audio con Gárnica, Enrique Calmet propuso matarlo.
Jaime Juli debe cuidarse. En audio con Gárnica, Enrique Calmet propuso matarlo.

POLICÍA ACOMEDIDA

Así, ayer al promediar las 04:00 horas, varios patrulleros sitiaron el inmueble. Los policías pretendían que Juli Quiroga les abra la puerta, al parecer para ser desalojado por la fuerza. Este se atrincheró y dijo que lo moverían muertos.

La dudosa intervención policial se hizo de manera insólita. Un policía dijo que “todos” los vecinos habían denunciado actos delincuenciales en dicho inmueble. Los siete patrulleros solo especulaban, pero no tenían una orden expresa ni motivo justificado.

El comisario de Puno, Juan Carlos Placencia Lazaro, pidió disculpas por la movilización policial, y dijo que la persona que llamó a la central no respondía. “Se trató de un mal entendido”, dijo, y ordenó que todas las patrullas se retiren.

Los vecinos respaldaron al agraviado y rechazaron el papel de los miembros del orden. Todos dijeron que Juli Quiroga, sus hermanos y padre siempre vivieron allí. Efectivamente, en ese patio se ensamblaban los denominados “buses camión”. “El señor ‘Marcobus’ es el dueño”, aseveraban.

¿SICARIATO?

El empresario Juli Quiroga, entregó a este medio, grabaciones que lindan con el sicariato. En un diálogo, hablan Ángel Garnica y Enrique Calmet, el primero le exige que solucione el problema del inmueble, y el segundo plantea matarlo.

“(…) Entonces con más calma, voy y recapitular, pensar darle vuelta, darle forma. Porque sabes que es la única solución que te digo. Solo hay dos formas, sólo hay dos caminos acá. Ángel, o tranzamos de alguna forma con el pata en cualquier forma o lo tenemos que mandar a matar, así de simple”, se oye a Calmet, con frialdad.

El polémico abogado indicó que paga 100 soles diarios a los policías para que lo protejan.
El polémico abogado indicó que paga 100 soles diarios a los policías para que lo protejan.

PAGAN A POLICÍAS

El polémico abogado también se va de boca y dice que paga 100 soles diarios a los policías para que lo protejan. “En el segundo piso hay policías. La verdad es que están durmiendo los policías. Son dos policías de noche. (…) son cien soles diarios por cada uno”, habló en otro momento.

CONFIESAN

Los vigilantes Rosa Gonzales y David Huanca, confesaron que Enrique Calmet les pagaba 200 soles por cada notificación que escondían y a la vez le ofreció un terreno a cambio no se presenten a las diligencias judiciales.

“Las notificaciones sí llegaban. Él nos pedía que le entreguemos a él mismo. Nosotros nos encontrábamos en su oficina. A cambio de que nos iba a vender un lote. Todo era dinero. Nos ofrecía dinero con tal que no avisemos nada al señor Jaime Juli”, expresó Rosa.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Puno: Hay más de 50 denuncias contra trabajadores del GRP

El gerente general del Gobierno Regional de Puno