Una ofensiva del Ejército de Colombia contra guerrilleros disidentes de las extintas FARC que se marginaron de las negociaciones de paz dejó 15 muertos y más de una decena de heridos.

Los militares «neutralizaron (abatieron) 15 integrantes» del denominado frente Carlos Patiño en El Plateado, un sector del municipio de Argelia (suroeste), donde los rebeldes levantaron un bastión repleto de narcocultivos, aseguró la institución en un mensaje a medios.

«Al parecer, 12 integrantes más de la mencionada estructura, estarían heridos», agregó el Ejército y aseguró que la operación militar «continúa».

El 16 de abril la disidencia llamada Estado Mayor Central (EMC) se dividió en dos: un bloque liderado por alias «Andrey» continuó en las conversaciones con el gobierno y otro, comandado por alias Iván Mordisco, se apartó.

Según el gobierno, el frente Carlos Patiño está entre las estructuras bajo el mando de Mordisco, el poderoso cabecilla y exmiembro de las FARC que se convirtió en un dolor de cabeza para el presidente Gustavo Petro, señala AFP.

Siempre vestido de camuflado y con lentes oscuros, el cabecilla no quiso firmar el acuerdo de paz de 2016 y contrario a la mayoría de sus excompañeros en armas no se desmovilizó.

Las bajas se convierten en el primer gran golpe que recibe esa escisión. En medio de la turbulencia en la mesa de conversaciones, el mandatario pidió a la fuerza pública capturar vivo a Mordisco.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Estudiante gana beca en tres de las mejores universidades del mundo

A sus 17 años de edad, Angie Alcántara