Desalojo fue llevado bajo fuerte resguardo.Desalojo fue llevado bajo fuerte resguardo.

La Sociedad de Beneficencia Pública de Puno, sustentado en la resolución N°25 del Segundo Juzgado Civil de la Sede Central Puno de la Corte Superior de Justicia de Puno, ayer cumplió con el desalojo de un inquilino moroso que mantenía deuda por varios años de alquiler de un ambiente.

Dicha acción en el jirón Arequipa 845 de la ciudad de Puno, se realizó bajo estrictas medidas de seguridad que fue garantizada por un contingente policial. En el acto, la directora de Servicios Funerarios, Judith Churayra, sostuvo que dicha acción se cumplió luego de que se tuvo la sentencia que fue llevada a casación en Lima.

Indicó que el inquilino identificado como Rolando Neyra Calle, pretendía apropiarse del ambiente de forma ilegal, queriendo hacer un proceso de prescripción.

Explicó que dicho inquilino estuvo ocupando el ambiente por mucho tiempo y en el 2021 se elevo el litigio a casación.

«En este edificio tenemos tres a cuatro inquilinos que también van a correr la misma suerte», dijo, acotando que Rolando Neyra habría inducido a otros inquilinos a judicializar la ocupación.

ESSALUD NO PAGA

Finalmente, acotó que EsSalud, que también viene ocupando un local de la Beneficencia, tampoco quiere pagar su deuda de más de medio millón, por lo que sería desalojado apenas lo disponga el Poder Judicial.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Fernando Salas: «Popy se burló de los puneños en protestas»

Fernando Salas Tapia mostró su disconformidad por el