Vecinos realizan largas colas para obtener agua de cisternas. Muchos se quedaron con sus recipientes vacíos.Vecinos realizan largas colas para obtener agua de cisternas. Muchos se quedaron con sus recipientes vacíos.

Por segundo día consecutivo, la ciudad de Arequipa continuó sin el servicio de agua potable. Esto debido a que las plantas de tratamiento de La Tomilla y Miguel de la Cuba Ibarra se mantienen paralizadas porque el río, debido a las lluvias, está trayendo mucha tierra, y esa agua demasiado turbia ya no se puede tratar.

Esta situación despertó la desesperación de la población, que se vio obligada a hacer largas colas para recibir un balde de agua por parte de las cisternas que dispusieron la empresa Sedapar y algunos municipios.

De acuerdo a Sedapar, la producción de agua seguía paralizada debido a que en el dique Campanario, de Egasa, las compuertas radiales se encuentran trabadas por arena y sólidos arrastrados por huaicos en la zona, a causa de las últimas precipitaciones. En el sector, se sabe que el lodo alcanzó los cuatro metros.

Para hacer discurrir esta tierra, en una reunión de emergencia, se acordó la apertura de la represa Aguada Blanca, con lo que aumentaría el caudal del río Chili y, con el agua, se pueda acelerar la limpieza de la compuerta. De salir bien la operación, se acordó el reinicio de la producción de agua potable.

No obstante, esta acción afecta las reservas que se vienen almacenando para 2024. Así lo manifestó el jefe regional de Sunass, Saúl Alire. Como se sabe, por la escasas lluvias, aún no se consiguió el recurso suficiente.

La turbidez en el río Chili paralizó completamente la producción de agua potable en La Tomilla, mientras que Miguel de la Cuba Ibarra está funcionando esporádicamente, dependiendo de las condiciones del caudal. Es importante mencionar que entre ambas plantas se abastece alrededor del 90% de la población arequipeña.

Ante esta situación, Sedapar activó su plan de emergencia, que consiste en el despliegue de 67 cisternas, pero teniendo como prioridad a los hospitales del Ministerio de Salud, EsSalud y clínicas.

DISTRITOS

En el caso de José Luis Bustamante y Rivero, vecinos del distrito se movilizaron al Palacio del Deporte para obtener agua que brota de un manantial que cruza por el lugar. Sin embargo, se observó a otro grupo que sacaba agua de las piletas. Lo mismo ocurrió con pobladores de Villa Canteras, Cerro Colorado; y Miraflores.

En tanto, en Jacobo Hunter las personas acudieron a abastecerse de agua subterránea para los servicios higiénicos del manantial conocido como Huacucharra, ubicado en Pampas del Cusco.

Por su parte, vecinos de Cayma, Yanahuara y Cerro Colorado se desplazaron hasta la planta de tratamiento de La Tomilla para abastecerse del líquido elemento que se produce en dicho lugar con restricciones. Desde la comuna de Cayma también repartieron agua potable y no potable.

Sin embargo, por la desesperación, un grupo de pobladores de Mariano Melgar retuvieron una cisterna de agua potable que se dirigía a Cayma. Así lo informó el alcalde del distrito, Juan Carlos Linares.

SEDAPAR

Al cierre de esta edición, Sedapar informó que, luego de la limpieza de los puntos de captación de agua ‘cruda’, proyecta reponer el servicio a la población a partir del mediodía de hoy a través de sus dos plantas de potabilización.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Estudiante gana beca en tres de las mejores universidades del mundo

A sus 17 años de edad, Angie Alcántara