Con pancartas y frazadas en mano, los tenientes gobernadores del distrito de Pusi (Huancané), llegaron hasta la Prefectura Regional de Puno, para exigir la destitución del subprefecto distrital de Pusi, Hernán García Mamani. Están decididos a pernoctar en la calle, hasta que la prefecta los atienda y gestione el cambio de la autoridad política.

El presidente de los tenientes, Néstor Muriel Kali, señaló que la población rechaza a García Mamani, quien se habría comprometido a dejar el cargo si la ciudadanía así lo pedía; sin embargo, hizo caso omiso, lo que consideran como una burla.

Asimismo, presentaron en reiteradas oportunidades documentos exigiendo su salida, ante los tres niveles de gobierno, pero no son atendidos.

A ello se suma que el subprefecto distrital de Pusi estaría percibiendo de manera regular su salario desde 2023, a pesar que no tiene despacho y no trabaja con el pueblo.

Los tenientes gobernadores están dispuestos a quedarse en Puno hasta lograr su objetivo

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Puno: Suspenden castigo al Binacional y espera reprogramación de sus 2 partidos

El pasado 19 de julio, el Tribunal de