Pabellón nacional fue paseado desde el Paseo Cívico hasta la plaza de la Bandera.Pabellón nacional fue paseado desde el Paseo Cívico hasta la plaza de la Bandera.

Durante la misa por los 144 años de la batalla de Arica y Día de la Bandera, el obispo de la Diócesis de Tacna y Moquegua, monseñor Marco Cortez Lara, invocó a preservar la unión y hacer a un lado el particularismo que trajo consecuencias fatídicas en la Guerra del Pacifico.

«¿Que reproche escucharíamos de los valientes de Arica? Si nos ven que en vez de pelear por el progreso de nuestra patria nos desangramos en vano y por divisiones que cada vez nos hace incomprensibles de trabajar unidos. (…) Si la tragedia de la Guerra del Pacífico terminó siendo el fruto amargo de la desunión de los peruanos, de la incapacidad y ambiciones de la clase política de turno, los peruanos estamos llamados ahora a combatir la lacra del individualismo y de ese feo vicio de querer sobresalir por encima del otro, (…) pareciera que a pesar de los años transcurridos aún no hemos aprendido la lección», expresó.

En el centro cívico, los actos conmemorativos continuaron con el desdoblamiento y paseo de la bandera que hizo su desplazamiento hasta llegar a la plaza de la bandera de la junta vecinal Para Chico, donde fue guardaba en un cofre, ya que no pudo ser izada, y en su lugar fue elevada en lo alto del mástil una de menor tamaño por el comandante general de la Tercera Brigada de Caballería de Tacna, Gral. EP Luis Díaz Paredes.

En el trayecto no hubo mucha participación de la población, sin embargo, el emblema nacional era recibido con «¡Vivas!», calles adornadas y globos de colores rojo y blanco que eran lanzados desde azoteas de las viviendas.

Por otro lado, hubo malestar porque fueron pocas las instituciones educativas que participaron y despertó asombró la ausencia de autoridades como el gobernador regional de Tacna, alcaldes distritales y provinciales, además el estacionamiento de vehículos en el trayecto que obstaculizaron el paso del símbolo patrio.

En la ceremonia, Díaz Paredes dio a conocer la proclama del Ministerio de Defensa, donde se llamó a la unión nacional para el desarrollo y se informó sobre las medidas que se tomarán para atender los desastres naturales que se generaron en el país, tales como la ejecución de 38 campañas cívicas multisectoriales en 15 regiones que beneficiarán a más de 1 millón de personas que viven en zonas alejadas.

Además, se destacó la labor del personal de Fuerzas Armadas que combate a terroristas en la zona del Vraem y del Alto Putumayo. Por otro lado, se desarrolla la industria para garantizar la defensa del país a través del ensamblaje de 10 mil fusiles, también se priorizará la renovación del equipamiento, se hará el ensamble de vehículos multipropósitos, más de 20 helicópteros y aviones del Ejército volverán a operar y a favor de la Marina de Guerra se construirá un buque multirol, patrullera oceánica y dos naves multipropósito.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Moquegua: Acusan a minera de obstaculizar toma de muestra de agua en túnel

El presidente de la Junta de Usuarios de