El secretario de la Benemérita Sociedad de Artesanos de Auxilios Mutuos El Porvenir, Carlos Romero Bartesaghi, dio a conocer que se detectó nueve explosivos activos -entre bombas y granadas antiguas- en el escenario de la batalla del Campo de la Alianza.

Señaló que el hallazgo fue el resultado de un trabajo con drones que estuvo a cargo de investigadores alemanes y las coordenadas están en poder del Ministerio de Cultura y la Municipalidad Provincial de Tacna (MPT). Por tal situación exhortó a la población a tener cuidado, ya que es común que personas sin capacitación se dirijan al lugar para buscar restos antiguos.

Romero comentó que en reunión de este lunes del Patronato del Complejo Histórico Monumental de los Defensores del Campo de la Alianza se acordó que el primer lunes de cada mes se efectuará una sesión de dicho grupo.

El próximo 1 de julio se evaluará realizar una investigación histórica sobre el campo de batalla, adelantó. En el encuentro se evaluará también la posibilidad de crear un nuevo atractivo en el campo histórico a través de una coordinación con la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo para que forme parte de un circuito turístico.

Además se tratará la elaboración de una revista documentaria de la batalla que se pueda vender con el fin de recaudar fondos que sirvan para trabajos de mantenimiento.

Más adelante, anotó que en la reunión del patronato se acordó que se cursará invitaciones al cónsul y embajador de Bolivia para las próximas ceremonias del 26 de mayo, porque son autoridades y están consideradas en el programa.

«Ellos dispondrán y comunicarán qué autoridades vienen en representación de Bolivia. (…) No nos podemos meter a separar, discriminar o escoger», apuntó.

PEDIDO DE DISCURSO

Romero señaló que antes de la última ceremonia por los 144 años de la batalla del Campo de la Alianza la Oficina de Imagen Institucional de la MPT pidió la remisión del discurso que la Sociedad de Artesanos debía pronunciar en el acto, lo que no fue bien recibido.

Sostuvo que al tener conocimiento del tema, el alcalde Pascual Güisa aseveró que no conocía del asunto, que nunca había ocurrido, por lo que se solicitó solucionar el problema.

«Eso jamás ha pasado, salvo en dictaduras, donde se llama censura previa, es algo inaudito. Nosotros no tenemos dependencia de nadie», dijo.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Moquegua: Acusan a minera de obstaculizar toma de muestra de agua en túnel

El presidente de la Junta de Usuarios de