Actualmente, en Perú estamos atravesando una severa crisis generalizada. Sin embargo, hoy nos enfocaremos en el sector educativo, que lleva más de 10 años sin lograr mitigar las brechas existentes. Siendo un país tan rico en recursos, ¿cómo es posible este suceso?

En los últimos 16 meses, el ministro de educación ha sido cambiado cinco veces, no cuatro no seis sino, CINCO veces, lo que podría indicar una de las principales razones detrás de la crisis en este sector.

Pero en las últimas elecciones, la mayoría de los peruanos votaron por un profesor de Cajamarca como presidente de la república, con la esperanza de un cambio positivo. ¿Acaso los peruanos podríamos estar tan equivocados?

Alejandro Dolina una vez comentó: “Para aquellos que afirman que todos los políticos son iguales, les respondo que para un analfabeto todos los libros son iguales”. Y esto también calza para profesores. Siguiendo su pensamiento, se puede deducir que la política y la educación están estrechamente relacionadas. No debemos perder la esperanza en tener buenos políticos, pero es fundamental educarlos y formar primero buenos seres humanos, lo que a su vez generará buenos ciudadanos y, finalmente, buenos políticos con sólidos valores morales y ética.

Quizás una estrategia efectiva sería que todas las hélices de la innovación peruana se unan para construir una nueva generación de políticos que amen profundamente a su país y a sus compatriotas. En caso contrario, como buen cinéfilo que soy, recordando las palabras de “Harry el sucio” ósea el actor Clint Eastwood: «El país es nuestro, los políticos son nuestros empleados. Y cuando alguien no hace el trabajo, hay que echarlo»

Finalmente, la columna de hoy tiene dos objetivos. El primero es dar un mensaje de esperanza, que todas las crisis acaban, que no duran para siempre. El segundo, busca demostrar que los peruanos no están tan equivocados, ya que existen destacados docentes peruanos con una capacidad excepcional y un gran corazón.

Y para que la columna de hoy cumpla con sus objetivos, me permito presentarles a Guillermo Guevara Ruiz, un gran profesor de Cajamarca, y como el cine es cultura, lo presento al estilo de un micro documental titulado “El caballero de la educación”.

En esta columna debo agradecer al equipo que hizo posible este micro documental, de Pacha Films, a Fiorella, Guillermo, Luis, Rodrigo y Luciano. Capos de capos. A Bruz y JJ, el dream team de Cluster Disruptiva. A Inés Carazo y Eduardo Ismódes, grandes exponentes de la innovación peruana. También a innóvate Perú del Ministerio de la Producción.

Sin más preámbulo, te presento a “El Caballero de la educación”, y espero lo disfrutes.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Éxito versus prosperidad

En el mundo actual, donde el progreso tecnológico