La Sociedad Peruana de Gas Licuado (SPGL) informó que a partir del último viernes, 26 de abril, el gas licuado de petróleo (GLP) destinado para el envasado de los balones de uso doméstico sufrirá una modificación en su precio.

En esa línea, el balón de gas de 10 kilos pasaría a costar S/ 1.89 más de lo normal. Sin embargo, las plantas envasadoras de Arequipa indicaron que el aumento recién se producirá a partir del lunes 29 de abril con un sobrecosto de 2 soles.

De acuerdo a Janinne Delgado, directora ejecutiva de SPGL, el incremento se produce como resultado de dos factores. El primero es por el aumento de los precios en el mercado internacional. Y el segundo factor, el más crucial, se debe a los cambios regulatorios en las bandas de precio.

En ese sentido, recordó que en enero de 2024 se emitió una norma que estableció que todo lo que es el fondo de estabilización de precios de combustible, que amortigua el impacto de la variación de precios exteriores para las amas de casa y el resto de consumidores de GLP, no se rija por el precio de paridad de exportación, sino por el precio de paridad de importación.

Esto quiere decir que se está cargando a la fijación del precio todo lo que cuesta el transporte desde el golfo de Estados Unidos, de donde se trae el insumo, hasta el Perú. A esto, Delgado refirió que hay que sumarle lo que implica trasladar el insumo a regiones, por ejemplo a Arequipa, así como añadir el margen de ganancia de empresarios.

A fin de evitar esta situación, la directora de SGLP, señaló que el Ejecutivo debe incluir de manera permanente el GLP en el fondo de estabilización de precios y que también se retorne a lo anterior, es decir que los precios se fijen por el costo de paridad de exportación.

PRECIOS

Actualmente, en la planta de Llamagas, ubicada en Cerro Colorado, el costo del balón de 10 kilos es de S/ 43.50. En tanto, en Pecsa el balón de 10 kilos vale S/ 44. Para el lunes, ambos locales informaron que subirían sus costos en 2 soles. No obstante, cabe destacar que el insumo cuesta más cuando es llevado a domicilio.

Al respecto, Abel Capira, integrante del comité de gestión de las Ollas Comunes de Arequipa, señaló que esta situación pone en crisis la operatividad de las ollas, pues con la última suba ya tenían que abonar S/ 28 adicionales a la semana por los cuatro o cinco balones de gas que piden cada 7 días.

Con el nuevo aumento, se teme que varias ollas dejen de funcionar, pues no cuentan con los ingresos económicos suficientes y no pueden subir el precio de las raciones porque los usuarios no tiene recursos.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Dictan prisión preventiva contra conductor que manejaba bus en el que murieron 17 personas

El Poder Judicial dictó nueve de prisión preventiva contra Santos Custodio