En Puente Piedra, efectivos de la Dirección de Ambiente de la Policía Nacional allanaron en la madrugada de este viernes un almacén clandestino que servía para guardar desechos hospitalarios utilizados ilegalmente como material de reciclaje.

En el lugar se encontraron al menos 15 toneladas de material médico, que incluían pipetas con residuos de sangre, mangueras, guantes y otros implementos. Todo este material terminaba siendo convertido en residuos plásticos que eran vendidos a fábricas para la producción de botellas, tapers y diversos enseres.

El comandante (PNP) Edgard Portella informó que durante la madrugada la policía detectó un camión de transporte de residuos sólidos que estaba en la zona y se verificó que ingresó al almacén clandestino.

El jefe policial sostuvo que los desechos hospitalarios, que son de un solo uso, eran sumergidos en grandes tinas para ser lavados y luego triturados con máquinas especiales antes de ser vendidos a diversas fábricas.

El comandante Portella explicó que el material hospitalario debería ser manipulado por personal especializado, debido a que la mayor parte contiene residuos de sangre, lo que representa un grave riesgo para la salud de las personas que los manipulan.

Además, se informó que el camión perteneciente a la Empresa Daemo trasladaba los desechos acopiados en hospitales y clínicas de Miraflores, Cercado de Lima, Surquillo y Jesús María.

Durante el operativo fueron intervenidas cuatro personas, incluyendo al chofer del camión. El comandante Portella informó que continúan las investigaciones, ya que se encontraron bolsas seleccionadas en el almacén clandestino.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Estudiante gana beca en tres de las mejores universidades del mundo

A sus 17 años de edad, Angie Alcántara