Imputados participaron desde penal de lectura de nueva sentencia.Imputados participaron desde penal de lectura de nueva sentencia.

La Sala Penal de Apelaciones de Tacna revocó este viernes la cadena perpetua impuesta contra el asesino confeso Santiago Paco Mamani (26), su esposa y padres por el asesinato de Judith Machaca Cauna (20) y Noemí Escobar Layme (14), cuyos cadáveres fueron hallados en el fondo de un pozo de 80 metros de profundidad en La Yarada en febrero de 2021.

Las cadenas perpetuas de Santiago Paco Mamani por la autoría de los crímenes se redujo a 35 años de cárcel, la de sus padres Aniceto Paco Cabrera y Nancy Mamani Huayhua como cómplices primarios fue rebajada a 20 años para cada uno y la de su esposa, Diana Apaza Sayritupa, por receptación pasó a cuatro años, por lo que podría salir libre próximamente.

Respecto de Santiago Paco Mamani, quien había sido sentenciado en primera instancia por el delito de secuestro agravado con subsecuente muerte, la Sala Penal de Apelaciones señaló que «no toda restricción a la libertad deberá ser calificada como secuestro en el caso de que la privación de la libertad solo constituye un medio para la comisión de otro delito, entonces la intención del agente está dirigida a la infracción de otro bien jurídico, por lo que es otro tipo penal el que se configura» y determinó que el delito real sería feminicidio agravado.

Cabe señalar que la Fiscalía habría conseguido la máxima sanción atribuyendo principalmente el agravante del secuestro de las víctimas antes de su asesinato.

El cambio de la calificación jurídica del crimen afectó automáticamente las penas de los padres de Paco, acusados por la Fiscalía de conocer de los crímenes y proveer al hombre el terreno para esconder los cuerpos.

Diferente fue el caso de Diana Apaza, quien fue desvinculada directamente del delito pese a ser acusada por la Fiscalía de ser cómplice primaria al ser encontrada con el celular de la víctima Yudith Apaza en su poder.

El juzgado resolvió que «la mera posesión no necesariamente implica una presencia en el lugar de los hechos», precisando que no se logró demostrar que el celular estuviera en poder de Diana Apaza exactamente en el momento en el que Yudith Machaca fue victimada.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Tacna: Población con problemas de salud crónicos no busca atención en un 60%

El 60 % de la población con algún