La suspensión de la alcaldesa de Antauta, Evangelina Apaza Calsina, por parte del concejo municipal ha generado controversia debido a señalamientos de errores legales y rechazo popular.

Los regidores habrían basaron su decisión en el artículo 133 de la Ley Orgánica de Municipalidades, sin considerar el artículo 134, que requiere rendir cuentas antes de cualquier desembolso.

Además, El alcalde del Centro Poblado de Larimayo habría confirmado la transferencia de recursos, un punto clave para la defensa de la alcaldesa.

Mientras tanto la autoridad municipal refirió que seguirá en sus funciones hasta que el JNE se pronuncie.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Puno: Niega vínculo en contrato de esposos

El regidor de la Municipalidad Provincial de Puno