Un avión con destino a Caracas despegó este viernes desde Santiago de Chile para trasladar a 65 venezolanos expulsados, la mayoría por cometer delitos, luego de un acuerdo con el gobierno de Nicolás Maduro.

«Es el primer vuelo (rentado por el gobierno chileno) que logramos concretar durante 2024 a Venezuela (…) y, por lo tanto, estamos traduciendo el diálogo diplomático (con Caracas) en hechos concretos», dijo a la prensa el viceministro del Interior Manuel Monsalve.

De esta forma, se reanudaron los vuelos de expulsión de ciudadanos venezolanos luego de semanas de tensión entre Santiago y Caracas por unas declaraciones del canciller venezolano, Yván Gil, en las que negó la existencia de la banda criminal internacional Tren de Aragua.

Las conversaciones y acuerdos de colaboración policial alcanzados este año entre el gobierno del mandatario chileno, el izquierdista Gabriel Boric, y su homólogo venezolano Maduro han sido duramente criticados por la oposición de derecha en Chile.

En el vuelo rentado por el gobierno viajaron 55 venezolanos expulsados por haber cometido delitos como robo con violencia, tráfico de drogas, secuestro o porte ilegal de armas.

«Eran personas que podían afectar la seguridad del país», explicó Monsalve.

Los 10 ciudadanos restantes que conformaron el vuelo fueron expulsados por haber ingresado de forma irregular a Chile.

Cada una de estas personas viajó acompañada por un policía chileno.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Oficializan convocatoria para elección de mesa directiva del Congreso

Fue oficializada la convocatoria a la elección de