Tras brincar como demonios, los diablos se arrodillaron.Tras brincar como demonios, los diablos se arrodillaron.

Luego de tres años ayer la ciudad de Puno paralizó sus actividades para rendir pleitesía a su santa patrona. Y es que se desarrolló la primera parte del Acto de Veneración y Parada Folclórica en honor a la Virgen María de la Candelaria.

Desde las 08;00 horas, 43 agrupaciones de danzas surcaron más de tres kilómetros de recorrido, para llegar hasta el altar de la Mamita, situado en el frontis del santuario San Juan, en el parque Manuel Pino.

Una vez frente a la sagrada imagen, los danzarines y músicos, dieron lo mejor de sí, para luego mostrar su saludo y devoción. La escena fue elocuente: los diablos, morenos, sikuris, caporales, reyes morenos, chinas diablas, cholitas y cuanto personaje bailaron les dieron pleitesía.

La Mamita era resguardada por los celadores de la Hermandad de la Virgen María de la Candelaria y a un costado del templo se encontraban el párroco del templo y sus adjuntos.

En uno de los pasajes más notorios fue cuando un grupo de integrantes de la Asociación Folklórica Andino Amazónico Tobas Central Perú, se inclinaron, mientras que otros se arrastraron cual felinos.

Asimismo, los diablos y chinas diablas, brincaban cual si estuvieran en el averno, y al estar frente a la virgencita, se postraron de rodillas.

Los morenos y las cholitas, danzaban con movimientos contagiosos, mientras que los caporales saltaban de manera enérgica y sugerente. Todos rendían honores a la sagrada imagen morena.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Incendio quema 20 mil soles de ancianos en Tacna

La Yarada-Los Palos. Un incendio redujo a escombros