Javier Lozano Marreros, rector de la UNJBG.Javier Lozano Marreros, rector de la UNJBG.

Ante la huelga indefinida que acatan los docentes de la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann, el rector de la casa superior de estudios, Javier Lozano Marreros, señaló que se evaluará que los estudiantes puedan recuperar clases los sábados.

«Esperamos que no sea necesaria la ampliación del calendario académico, (…) se deberá evaluar ello con el sindicato de docentes con el objetivo de que no se perjudiquen los estudiantes. Se podría recuperar los días sábados y eso lo tendremos que conversar con los estudiantes, la idea es que no se pase a enero, porque es en que se presentan las prácticas preprofesionales», anotó.

Por su parte, Abraham Apaza Canqui, secretario general del Sindicato de Docentes Universitarios de la UNJBG, indicó que se ha propuesto que los estudiantes de sexto año de la Facultad de Medicina continúen sus clases, debido al programa de prácticas que tienen establecido.

«Los alumnos tienen que terminar antes de diciembre y hacer sus documentos para hacer sus prácticas, Serum y otras actividades, porque tienen que concursar en el Ministerio de Salud, Essalud u otras entidades, (…) no se les puede perjudicar porque tienen acciones con otras instituciones. En cambio, los que son de cuarto o tercero solo tienen que reprogramar sus vacaciones, y es con ellos con quienes se tiene el compromiso de recuperar clases a efectos de que no se afecte mucho su calendario de descanso», dijo.

En otro momento, dio a conocer que hoy el gremio realizará un nuevo «plantón» desde las 7:00 hasta las 8:30 horas, y posterior a ello llevará a cabo una asamblea general a las 9:00 horas en que, a través del comité ejecutivo, se dará a conocer el informe del avance que se ha tenido respecto a la huelga que se inició el pasado 26 de septiembre.

«Se evaluará si se va a tomar una medida más drástica como lo ha hecho Puno que tomó el local y cerró todo, pero ya sería una decisión de la asamblea», añadió.

Finalmente, sostuvo que hoy los estudiantes podrán dar a conocer las evidencias de clases que, según indican, vendrían recibiendo de parte de maestros a través de plataformas virtuales.

«Para que un docente pueda hacer sus clases tiene que tener una autorización con resolución del vicerrectorado académico, aquel que no la tenga está infringiendo la norma y es pasible de sanción. Vamos a identificarlos y ponerlos en conocimiento de la autoridad competente para que pueda tomar las acciones correspondientes», agregó.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Tacna: Población con problemas de salud crónicos no busca atención en un 60%

El 60 % de la población con algún