Efectos de las redes sociales en las relacionesEfectos de las redes sociales en las relaciones

Las redes sociales se han convertido en el medio preferido para buena parte de la comunicación interpersonal. Esto ha cambiado considerablemente la forma en que se desarrollan las relaciones de pareja.

¿Cómo han cambiado las redes sociales a las relaciones?

Las redes sociales se han convertido en algo indispensable para la vida de la mayoría de las personas y han revolucionado por completo la manera en que nos comunicamos e interactuamos. Es inevitable que estas hayan traído nuevas oportunidades y desafíos a las relaciones de pareja.

Un fenómeno universal 

El internet presenta un abanico inacabable de oportunidades. Herramientas de trabajo como Google Drive, streaming de música y videos en Spotify o YouTube, juegos en línea como Vulkan Vegas, más información que la contenida en cualquier enciclopedia jamás publicada. Todo lo que se te antoje está al alcance de un click.

Pero entre todas las alternativas digitales hay un rey indiscutible y son las redes sociales. Se estima que alrededor de 4.200 millones de personas, un poco más de la mitad de la población mundial, son usuarios de plataformas como Facebook, Twitter o Instagram (Statista, 2023). 

Esto no es tan sorprendente si recordamos que los humanos somos seres netamente sociales. El impulso por acercarnos a nuestros iguales, compartir intereses, obtener aprobación, conocer e intimar con nuevas personas sirve de motivación para muchas de las acciones que realizamos.

El amor en tiempos de redes sociales

Las relaciones sexo-afectivas se construyen y mantienen con la comunicación. Cada vez son más las conversaciones e interacciones que mantenemos a través de las redes sociales, por los que estas se han convertido en un espacio en el que muchas parejas comparten intimidad. Esto afecta a las relaciones de diversas maneras, algunas más positivas que otras.

Efectos positivos de las redes sociales en las relaciones
Facilidad de conocer nuevas personas

Nunca ha sido tan fácil conocer gente. Solía ser el caso que tus relaciones sociales estaban limitadas a las personas que frecuentaban los mismos espacios o con quienes tenías amigos en común. Ahora tenemos acceso a personas de cualquier rincón de nuestra ciudad o incluso del planeta entero. Esto aumenta considerablemente las posibilidades de conectar con alguna de ellas.

La distancia que presenta la comunicación digital también puede servir de ayuda a los más tímidos entre nosotros. Acercarse a un extraño en una fiesta o en un pasillo puede parecer aterrador y generar bastante ansiedad. En comparación, enviar un mensaje privado de saludo resulta menos demandante.

Conectar a través de los intereses compartidos

Resulta muy placentero compartir intereses con tu pareja. Muchos hemos sentido la emoción de descubrir que a nuestra cita le gusta la misma banda o película que a nosotros, por ejemplo. Por otro lado, a veces puede ser frustrante no encontrar a nadie con las mismas aficiones.

Esto se vuelve mucho más fácil a través de las redes sociales. Abundan los grupos o páginas dedicadas a conectar a fanáticos o conocedores de cualquier tema en particular. Muchas amistades y relaciones íntimas han surgido a partir de estas conversaciones entre aficionados.

Comunicación constante

Al estar conectados en todo momento podemos sentir cercanía con nuestros seres queridos a pesar de la distancia física. Enviar un cálido mensaje, un selfie o incluso un meme puede aliviar un poco el extrañamiento que sentimos al pasar tiempo separados de nuestra pareja.

Compartir la felicidad

Presentarse ante los amigos y familiares como pareja es un rito para muchas personas. Es una manera de oficializar la relación y compartir la alegría que se deriva de esta. Hoy en día es común que las personas suban fotos con sus parejas a sus perfiles de redes sociales. Un estudio demostró que estas prácticas están asociadas a mayor felicidad y satisfacción (El País, 2023).

 Efectos negativos de las redes sociales en las relaciones
Celos e inseguridades

El amor romántico puede implicar cierto deseo de posesión. Casi todo el mundo tiene inseguridades y cuando se quiere apasionadamente a alguien es comprensible sentir algo de miedo a perderle. Esto tiende a manifestarse en forma de celos y es algo común en las relaciones exclusivas y monógamas.

Estos temores pueden irse de las manos si no se manejan con buena inteligencia emocional. Pueden llevar a la paranoia y al comportamiento tóxico y controlador. Las redes sociales presentan nuevas formas en las que se pueden manifestar estas conductas.

Revisar constantemente el perfil de la pareja y reclamarle si interactúa con determinada persona, exigir que responda de inmediato, no permitir ningún momento de privacidad, acosar a través de mensajes o comentarios. Este tipo de comportamiento puede ser muy dañino y demuestra una falta de confianza tanto con la pareja como con uno mismo.

Comunicación menos efectiva

Es irónico, pero la comunicación constante puede terminar resultando menos efectiva si no se tiene cuidado. La inmediatez de los medios digitales fomenta mensajes sucintos que fácilmente pueden ser malinterpretados o tomados fuera de contexto, en especial cuando no se cuenta con las señales del lenguaje corporal.

La posibilidad de comunicarnos cuando queramos puede quitarles peso a las conversaciones y volverlas triviales. A veces se pierde la intensidad de la conexión emocional con lo que se dice o no se le da a algún tema la misma importancia que la pareja espera.

Riesgos de salud mental

Diversos estudios han demostrado que el uso excesivo de las redes sociales puede exacerbar los síntomas de varios trastornos de salud mental. También puede fomentar estados disociativos en los que se deja de prestar atención a la realidad (Scientific American, 2022). Ambas circunstancias pueden perjudicar la salud y la estabilidad de la relación.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Tacna: Esperan recaudar S/ 11 millones en “Perú Mucho Gusto”

Tal como anunció Promperú, los empresarios del sector