Presunto líder de la organización, Enoc Villanueva, fue detenido en Ciudad Perdida.Presunto líder de la organización, Enoc Villanueva, fue detenido en Ciudad Perdida.

Agentes policiales de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviaj) de Lima y Tacna capturaron este jueves a 16 presuntos integrantes de la banda delictiva «Los Escorpiones de Santa Rosa», que se dedicaba a llevar migrantes extranjeros a Chile por el complejo fronterizo Santa Rosa de manera ilegal con documentación falsa y sobornando a funcionarios públicos.

El presunto cabecilla de la organización, Enoc Villanueva Cerna, fue detenido en su inmueble ubicado en la asociación de vivienda Villa Belén, manzana G, lote 6, en Ciudad Perdida. También fueron detenidos los agentes policiales Ricardo Luque Tito y José Camargo Aguilar en el puesto policial de Camiara, así como un funcionario de la Superintendencia Nacional de Migraciones en Tacna, dos reos de los penales de Socabaya de Arequipa y Santa Rosa de Lima, un varón de nacionalidad venezolana y otros 11 civiles peruanos.
Se allanaron 24 inmuebles, entre ellos el «búnker», como era llamado un precario inmueble ubicado en La Yarada donde albergaban a los extranjeros que iban a pasar por la frontera. En dicho lugar se halló a una decena de ciudadanos venezolanos.

El fiscal especializado en crimen organizado César Augusto Chagna Echevarría y el fiscal coordinador nacional de crimen organizado, Jorge Chávez Cotrina, dirigieron el operativo.

Chagna mencionó que la organización tenía varios roles: primero captaba a migrantes vulnerables en terminales terrestres y luego les cobraba 200 dólares para acogerlos en hospedajes y llevarlos en vehículs colectivos a la frontera, donde eran ayudados por funcionarios públicos.

En los inmuebles se incautó un arma de fuego, sellos de la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile y monedas extranjeras, entre más evidencia.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Tacna: Condenan a «Diablo» a cadena perpetua

El Juzgado Penal Colegiado de Tacna condenó a