Procesamiento de información es meticuloso, pero hay falencias.Procesamiento de información es meticuloso, pero hay falencias.

Cercado. Jorge Velarde es el jefe de Epidemiología de la Gerencia Regional de Salud (Gersa), área encargada de procesar las cifras que está dejando la pandemia del virus covid-19. Es el hombre de los números.

Junto a un equipo de informáticos y personal de salud «sanean» la información proporcionada por los establecimientos de EsSalud, el Ministerio de Salud, el Equipo Humanitario de Recojo de Cadáveres, clínicas y laboratorios. Todas estas instituciones registran los resultados de pruebas rápidas en el sistema de SisCovid, y en el Netlab las pruebas moleculares. Este último es administrado por el Instituto Nacional de Salud.

El registro de información es continuo. No se detiene. Es por eso que el equipo de Epidemiología hace un corte hasta las 00:00 horas de un día anterior para plasmarlo en la Sala Situacional del Covid Arequipa. El trabajo de saneamiento empieza al promediar las 08:30 horas hasta las 14:00 horas.

CONTROL

Velarde explica que hacen un control de calidad de la base de datos. Es que los sistemas de Siscovid y NetLab tienen deficiencias.

Por ejemplo, si ‘José’ se hizo una prueba en un hospital del Minsa y sale negativo, se registra sus datos y resultado. Pero por desconfianza acude a una clínica y nuevamente sus datos y resultados son registrados como si se tratara de otro caso.

«Una vez el informático me llama y me dice, doctor, este señor tiene 8 pruebas y está 8 veces en el registro. A mí no me conviene porque es el mismo individuo, que si yo lo reporto como está, es 8 personas», explica el especialista.

En el caso de fallecidos por covid-19, es más riguroso el control. Epidemiología trabaja con lista nominal y cruza información para saber si esa persona tuvo una prueba positiva. En caso que no, acuden al Reniec para verificar su certificado de defunción o llaman directamente al hospital.

En otros casos, las instituciones no reportan oportunamente por falta de personal o tiempo.

Luego de esa labor, recién se procesa las cifras en cuadros y tablas para facilitar la interpretación de la evolución de la pandemia. Esta tarea demora unas 3 horas más y por eso normalmente la Sala Situacional se publica a las 17:00 horas.

Durante los meses críticos de la enfermedad, en junio y julio, no solo incrementó los registros diarios. El personal del equipo también se contagió del virus, entre ellos el mismo Velarde, quien padeció de neumonía.

Y como la pandemia no frena, la información tampoco. Se optó por trabajo remoto y los días sábados y domingos por llevar los CPU a las casas.

Jorge Velarde admite que hay falencias en el registro de los datos, pero advierte que es un problema que el covid-19 evidenció.

Comentarios de Facebook

También te puede interesar

Arequipa: Cerrarán avenida Independencia este domingo por desfile escolar de Fiestas Patrias

Todo queda listo para el desfile cívico escolar